MUSEO GUAYUPE PUERTO SANTANDER

1. ORIGEN
Tribu indígena Colombiana del siglo XVI, su procedencia étnica viene de la familia
arawak, su corredor transitorio eran todas las regiones del piedemonte llanero,
correspondiente a los actuales municipios de Villavicencio, Restrepo, Cumaral,
Acacias, Guamal, San Martin, Granada, Fuentedeoro y San Juan de Arama
2. ORGANIZACIÓN POLITICA
Los guayupes poseían un testamento centralizado dirigido por una persona. Todos
eran familiares, pero aquellos más cercanos al progenitor de mayor rango, eran
requeridos por el jefe para la construcción de obras públicas para ayudas
familiares. Estos regímenes eran llamados CACICATOS.
EL jefe con el mayor rango es considerado una persona sacrosanta y la rigen
determinadas normas santuarios en sus prácticas ceremoniales (nacimientos,
matrimonios, entierros fúnebres), acompañados de rituales públicos.
El poder del jefe se basaba económicamente en la redistribución de bienes, la
producción artesanal, alimentaria y materias primas. La producción es entregada
al jefe en pago de obligaciones y parentescos el cual es distribuido entre sus
súbditos y el excedente para el mantenimiento de su séquito.

3. ORGANIZACIÓN ECONOMICA
Estuvo basada en la economía de subsistencia, como era la recolección de piñas
silvestres o frutos de palma (moriche), siembra de maíz, yuca, pimentón y maní.
Comerciaban en ciertas épocas del año y tenían algunas zonas comerciales a los
cuales se desplazaban para vender o trocar productos. Tales zonas eran las
playas de tortugas del río Guaviare, los mercados de pescado al norte de los
Llanos Orientales y los centros de producción de curare del alto Orinoco.
Poseían una moneda de orden regional llamada quiripa y negociaban con
los muiscas intercambiando productos como pimentón,
cerámica, pescado, miel y yuca, por algodón, tabaco, mantas, sal, oro y plata, eran INSTITUCIÓN EDUCATIVA EL PROGRESO

recocidos ceramistas y considerados uno de los alfareros especializados
en Colombia
4. ACONTECIMIENTOS SOCIALES
Los guayupes celebraban acontecimientos sociales como el nacimiento, la iniciación a la
vida adulta, la selección de la novia y la muerte.
4.1 El Nacimiento
El primer hijo, hombre o mujer, era enterrado vivo o arrojado al río.
El segundo hijo, si nacía varón, al padre lo encerraban durante un mes y lo
azotaban diariamente con ortiga; los ancianos de la tribu le arrancaban el cabello,
se le alimentaba con mazamorra y cada cinco días se le proporcionaba una torta
de casabe y una totuma con chicha. Al cumplirse el mes de ayuno y aislamiento,
era azotado nuevamente con ortigas por el chamán, frente a los ancianos que,
hincados de rodillas, iniciaban el festejo; si el padre pasaba todas estas pruebas
sin quejarse se le consideraba entonces valiente y belicoso, le untaban la piel con
salmuera y ají y era llevado a ver a su mujer e hijo. Si la ceremonia no se cumplía
a cabalidad, el recién nacido perecería.
Si en el segundo nacimiento llegaba una hija, el indio la mataba por considerar
que no valía nada. Igual sucedía con la tercera y la cuarta; pensaban que los
primeros tres hijos eran traviesos, e incontrolables por sus padres y consumirían la
juventud de sus madres. Si la segunda criatura era un varón después de cierta
edad sus padres hacían un gran convite.
DESTINO FINAL DE LOS GUAYUPES
Después de la llegada de los europeos al territorio guayupe, su vida cambió por
completo. Muchos sufrieron los abusos de los colonos, ya españoles,
ya criollos pero lo que más los afectó no fue el estado de beligerancia permanente
contra los blancos sino las enfermedades que éstos traían. Los indígenas no
tenían defensas para las enfermedades europeas y este factor los redujo
ostensiblemente, sumado, claro está, a su peculiar ceremonia de nacimiento.
Después llegaron los misioneros de la Compañía de Jesús (o jesuitas) quienes
protegieron a los indígenas y compraron los territorios comprendidos entre
la Cordillera Oriental hasta el río Meta y desde el río Guatiquía hasta el río
Guayuriba, fundando así la Hacienda Apiay, germen de la ciudad de Villavicencio.
Los misioneros jesuitas fueron los primeros europeos que entraron en contacto
con los indígenas sin mediación de las armas. En la Hacienda Apiay los jesuitas
lograron que los guayupes, junto con otras tribus antes enemigas entre sí como
los achaguas y tamas, aprendieran oficios ganaderos, de agricultura y artesanales.
Los nativos de la hacienda disfrutaban de bienestar al emplearse como obreros lo
que estimuló un cambio paulatino en su modo de vida al sedentarizarse. Además
se convirtieron a la Religión Católica y abandonaron sus costumbres anteriores.
Los indígenas, no obstante, gozaban de un grado tan alto de libertades que,
incluso, pudieron adelantar en Apiay un litigio sobre tierras y salinas entre los
guayupes y los jesuitas del cual salieron victoriosos, mientras que eran protegidos
por los mismos jesuitas contra los abusos de los colonos.
Cabe anotar que la Hacienda Apiay llegó a ser una de la joyas de la Compañía de
Jesús y un gran polo de desarrollo económico durante la época
colonial en Colombia. De haber seguido así, los Llanos Orientales colombianos
serían una de las regiones más pujantes de América Latina.
La relación entre los misioneros y los indígenas resultó ser un cuadro de armónico
orden, organización y religiosidad que no se ha vuelto a repetir en los Llanos
Orientales colombianos. No obstante todo ello terminó abruptamente en 1767 con
la expulsión de los jesuitas. Entonces los guayupes y las tribus vecinas, ya bajo
jurisdicción de los franciscanos, iniciaron el mestizaje con los criollos.
Podría decirse que los guayupes no se han extinguido y que, bajo la piel de los
habitantes del Piedemonte Llanero colombiano, corre sangre Guayupe.
8. HALLAZGOS DE LAS RELIQUIAS EN FUENTEDEORO META
En Puerto Santander fueron encontradas por diferentes partes del caserío, cuando
realizaron las excavaciones para el acueducto y alcantarillado, a pica y a pala se
hicieron zanjas en todo el perímetro urbano de la inspección, apareciendo
las primeras vasijas a finales del mes de julio de 1990 , rescatadas gracias a la
colaboración de la ciudadanía y docentes de la institución, para esos entonces
Gerardo Jiménez miembro de la comunidad, Carmen Ruiz Luz Marina Jiménez,
Gustavo Alfonso Martínez docente, Oscar Pavón, coordinador de programas
bibliotecarios, Jeep de la cámara de comercio de Villavicencio y la Alcaldía de
Fuentedeoro, empezaron la difícil tarea de rescatar, reconstruir y conservar estas
cerámicas; después recibimos la visita de antropólogos de recocido prestigio entre
ellos Elizabeth López, Santiago mora, Oscar Londoño quienes aportaron sus
conocimientos en el análisis de estas cerámicas.
Las vasijas tienen forma de animales (zoomorfas) otras de seres humanos
(antropomorfas) otras formas de barcos, tarros, etc. Todas son urnas fúnebres.
9. REGISTRO LEGAL E INVENTARIO NACIONAL
Para dar cumplimiento con lo estipulado en el decreto 833 del 24/04 del 2002 se
presentaron ante el instituto colombiano de antropología e historia ICANH 35
formatos diligenciados de la ficha única para el registro de bienes muebles
pertenecientes al patrimonio arqueológico de la nación. Correspondientes a cada
una de la piezas de la colección del museo arqueológico de Puerto Santander.
9.1 Funcores
El gobierno departamental del entonces gobernador Edilberto Castro, contrato a la
fundación para la conservación del patrimonio cultural.
FUNCORES quien realizo el inventario, restauración, conservación de las piezas
arqueológicas.
Actualmente en el museo se encuentran 33 obras cerámicas y once artefactos de
material lítico.
Trabajo que se realizó en conjunto con la comunidad y su junta de acción
Comunal, entregados de lleno al proyecto reconociendo el apoyo Departamental y
Municipal, con la ayuda necesaria para hacer realidad un sueño. “EL SUEÑO DE
TENER UN MUSEO”INSTITUCIÓN EDUCATIVA EL PROGRESO
NIT: 8220034791 DANE: 150287000563 ICFES 088864
Reconocida oficialmente según Re

solución Departamental 6028 de octubre 21/2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019: Destinos Ecoturísticos | <O> Desarrollo Web