Laguna Damas del Nare

Después de un recorrido de 68 kilómetros al sur-oriente de la capital del departamento del Guaviare, pasando por sabanas y abriéndose paso entre la vegetación característica de los bosques húmedos tropicales, se puede apreciar la enigmática y colorida laguna que alberga en sus aguas la tonina (Inía geofrensis o delfín de agua dulce) los lugareños comentan «son como nuestros hijos, han vivido siempre aquí» mamíferos de espectacular particularidad que al sentir a los visitantes danzan y juegan dejando ver su belleza única, contagiando y generando un deseo de permanencia para quienes han tenido la oportunidad de estar allí, pero hay más, en uno de los extremos vive un enorme grupo de garzas que en los atardeceres muestran un espectáculo de magistral, por sus cantos y por el imponente número que puede superar fácilmente el millar, danzando hasta encontrar el lugar ideal para descansar la noche, recorrer este monumental nicho de vida silvestre adentra al más frio y desprevenido visitante a convivir con la magia de la naturaleza, pues el gran número de peces que allí habitan se manifiestan al recorrido en pequeñas embarcaciones cuando literalmente vuelan acompañando a lado y lado de las canoas; “No espere a que le sigan contando, venga y viva Guaviare, cuna natural de biodiversidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019: Destinos Ecoturísticos | <O> Desarrollo Web